Moisés escribió en el Salmo 90:12 lo sgte:

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,

Que traigamos al corazón sabiduría.”

Antes,  siempre había visto este versículo poniendo énfasis en el poco tiempo que tenía por delante y que debía esforzarme en aprovechar bien el tiempo. Pero ahora, después de todas las cosas que han pasado y después de transitar por los caminos por donde el Señor me ha llevado entiendo lo sgte: Dios es eterno, antes de que existiera el primer hombre el Señor era y cuando todo se ponga negro para la humanidad El seguirá siendo Dios aun después de todo eso termine y para siempre jamás, El es.

En su misericordia infinita nos ha concedido un lapso de tiempo. En el nacemos, aprendemos, crecemos, nos equivocamos, reímos, lloramos, vivimos. Deberíamos ver la vida a la luz de la eternidad. El breve lapso de tiempo que se nos ha concedido sobre la tierra no debe ser motivo de frustración, sobre todo si hemos pecado y a nuestro entender, perdido tiempo. Moisés oro porque sabiduría venga a nuestros corazones. Se trata de Dios, todo se trata de Él. Enséñanos Señor a entender que tú reinas, tú tienes el control y que en este lapso de vida que nos has concedido podamos vivir a la luz de tu eternidad, entendiendo que en todo tienes el control.