Dice la palabra de Dios en Salmos 14:1 “Dice el necio en su corazón: No hay Dios”. Esta noche el Señor me mostró que Dios hace las cosas evidentes. La creación evidencia no solo la existencia sino el poder y la majestad de Dios. No solo eso, Dios no se queda sin testimonio en toda la creación. 

Pero el Señor me llamo más la atención al hecho de que El ha diseñado la vida de sus hijos con dones, talentos y habilidades. Nos permite vivir experiencias, aun las difíciles, con un propósito determinado. Pero nosotros ignoramos o cerramos los ojos al hecho de que El está en control de todo. Preferimos encerrarnos en nuestros problemas o vivir sin un propósito determinado, en caos. Vivimos como ateos en la práctica aun cuando decimos que creemos en Dios. Necio es aquel que niega lo evidente. No solo el que niega la existencia de Dios, que es imposible dado que es evidente por todo que Dios es; sino también es necio el que niega la evidencia del diseño y propósito de Dios en su vida.

Viviremos sin un propósito, errando por los años que el Señor nos ha dado, perdiendo el tiempo en conversaciones ociosas, en actitudes y hábitos errados, en pecados ocultos o reconoceremos lo innegable: que si somos sus hijos El nos formado para buenas obras, las cuales El preparo de antemano para que anduviéramos en ellas?

Anuncios