¿Es posible ser optimista en estos tiempos?

Por supuesto que si! Ser feliz es una decisión y no se basa en las situaciones externas;    sino mas bien es una actitud y una decisión del corazón. No hablo de ser feliz por ser feliz, como cerrar los ojos y olvidarme de los problemas. No, hablo de que el verdadero optimismo tiene una base real y concreta: Dios es bueno!

Si! Dios es bueno, nos ama, nos ama tanto que entregó a su Unico Hijo a morir por nosotros, por nuestros pecados, de tal manera que si creemos en ese sacrificio hermoso, corremos a los pies del Salvador para recibir su perdón, entenderemos que si Dios no nos negó a su propio Hijo cuando estabamos separados de El, siendo enemigos en nuestro caminar, como no nos va a dar ahora todas las cosas a sus hijos?

Es posible ser optimista, cuando conocemos al Dios de los cielos, cuando miramos a los cielos y sabemos que nuestro socorro viene de lo alto. Ningún problema nos puede derrumbar, estamos al amparo del Todopoderoso.

Amen!