En esta segunda sesión, analizaremos los principios bíblicos para las esposas y como la Biblia manda a las esposas amar a sus maridos y sujetarse a ellos con amor y respeto como al Señor. así como Sara que llamaba “señor” a Abraham, tratándolo con respeto y manteniéndose a su lado con amor, aunque Abraham no fue el mejor marido de todos. El no era perfecto, ella tampoco, pero ambos tenían fe en un Dios perfecto.

 

Espero que sea de bendición para todos ustedes

Amen!